EEK A MOUSE

EEK A MOUSE

eek2Eek-A-Mouse, es uno de los talentos más individuales y originales en Jamaica, no sólo por su peculiar aspecto físico (larguirucho personaje de más de dos metros de altura), sino también por su incomparable y peculiar estilo “sing-jay”: una extraordinaria combinación de voz y Dj, desarrollada por el cantante con la intención de hacerse un hueco en la competitiva escena musical de Kingston.
Ripton Joseph Hylton, Eek-A-Mouse, nació en Kingston, Jamaica en 1957.
El éxito se cruzó en su camino, cuando a los 21 años se introdujo en el mundo de la música, en el que gracias a su estilo único y su entrega (letras comprometidas y realistas) no tardaría en destacar, haciendo su nombre muy familiar en Jamaica, con sus lemas e inimitable estilo flotando en el ambiente.
Pulsa en ‘Leer más’ para conocer un poco más de la historia de Eek-A-Mouse, así como de su último álbum.

Sus dos primeros singles los publicó, bajo su nombre real, a mediados de los 70, cuando aún estaba en el colegio: “My Father’s Land” y “Creation”, ambos producidos por su profesor de matemáticas Mr. Dehaney.
Ya en 1979, Ripton cambió su nombre artístico por Eek A Mouse, apodo que tomó de un caballo de carreras, al que Ripton solía apostar, y que nunca parecía ser capaz de acabar la carrera… hasta el día en que Ripton, debido a la constante pérdida de dinero, decidió no apostar más por él, e inevitablemente el caballo ganó la carrera. Sus amigos le tomaban el pelo y finalmente le adjudicaron este apodo.

En 1980, después de haber trabajado con Papa Roots, Black Ark, Gemini, Jah Life, Black Scorpio y Virgo, empezó a grabar en el estudio de Joe Gibbs, del que saldría el single “Once a Virgin”, la primera versión de los archifamosos “Wa-Do Dem” y “Modelling Queen”. “Wa-Do Dem”, fue el single que le hizo popular en Jamaica, debido a lo fresco y novedoso de su estilo, aportando raros e inusuales efectos sonoros con la voz.

En 1981, Eek A Mouse, se encontraba encabezando éxitosamente el cartel del célebre festival de Reggae Sunsplash, en luto por Bob Marley. Memorable actuación, en la memoria de todos, que llenó el festival de un aliento de aire fresco y elevó el espíritu del evento.

Posteriormente comenzaría a colaborar con Henry “Junjo” Lawes, productor y dueño del sound system Volcano, que junto a Scientist, impulsaron una vez más su trayectoria. Respaldado también por la banda Roots Radics mezcló “Virgin Girl” y “Noah’s Ark”.

Want to go to a music concert but do not have enough cash? Play casino games at www.mobile-casinos.ca for the chance to win instant cash prizes.

1982 fue el año de Mouse, con una serie de singles incluyendo “Wild Like a Tiger”, “For Hire and Removal”, “Do You Remember”, “Ganja Smuggling” y el álbum “Wa Do Dem” (hasta la fecha el disco más vendido de todos los editados por la discográfica Greensleeves) que se mantuvo en el número uno en Jamaica durante siete semanas, mientras que en el Reino Unido ocurría algo similar en las listas de Reggae. “Operation Eradication”, “Noah’s Ark” y “Ganja Smuggling” fueron inspiradas en la muerte de su amigo y colega DJ Errol Scorcher.

Mouse continuaría su carrera con dos nuevos discos, “Skipid” y “The Mouse and The Man”, ambos producidos por Linval Thompson, publicados en Greensleeves y contando de nuevo como banda de estudio con los reputados Roots Radics.

Al siguiente año, 1984, se publicó “Mouseketeer”, de nuevo producido por “Junjo” Lawes, incluyendo varios éxitos como “Queen Elizabeth” o “How I Got My Name”, tema en el que explica a su público cómo adquirió su apodo, contestando así a la pregunta que muchos de sus fans se hacían.

En 1985, Eek empezó a trabajar con los productores Anthony y Ronald Welch, para quienes grabó el álbum “Assassinator”, que supuso su debut en la discográfica americana RAS Records. Al año siguiente, Eek firmó con el sello Island Records, e incluso hizo una breve aparición en una película titulada New Jack City, en la que representaba el papel de Smitty “el gordo”.
Su nuevo trabajo discográfico, titulado “Eek-A-Speeka” es el quinto álbum original para Greensleeves y un regalo para todos los fans. Está lleno de humor y de su estilo incomparable. Producido exclusivamente por el poderoso Blacka Dread, que dice del álbum : “Soy uno de los mayores fans de Eek A Mouse y he querido producir un album que suene como el Eek que todos conocemos y amamos”.

“Eek-A-Speeka” es lo mejor de Mouse, ha vuelto a sus fundamentos y el resultado es un álbum de Reggae remarcadamente bueno y sólido, que captura el estilo y el sabor de aquellos memorables años 80, cuando la música Reggae lideraba el panorama musical.